Protección para tus hijos

Puertos de Comunicaciones

Un PC necesita, para comunicarse con el resto de ordenadores conectados a Internet, tener una dirección electrónica y poder identificarse ante los demás. Si realizamos una petición, por ejemplo, de una página web, el servidor tiene que saber a quién le tiene que responder. Esa dirección electrónica es la dirección IP (número de 4 grupos de cifras de la forma xxx.xxx.xxx.xxx). Pero eso no es suficiente, ya que en Internet se pueden utilizar muchos y diversos servicios y es necesario poder diferenciarlos. La forma de hacerlo es mediante los puertos.

Imaginemos un edificio de oficinas: éste tiene una puerta de entrada al edificio (que sería la IP) y muchas oficinas que dan servicios (los puertos). Eso nos lleva a que la dirección completa de una oficina viene dada por la dirección postal y el número de la oficina. En el caso de Internet viene dado por la dirección IP y por el número de puerto. Así por ejemplo, un servidor web escucha las peticiones que le hacen por el puerto 80, un servidor FTP lo hace por el puerto 21, etcétera.

Es decir, los puertos son los puntos de enganche para cada conexión de red que realizas. El protocolo TCP (el utilizado en Internet) identifica los extremos de una conexión por las direcciones IP de los dos nodos (ordenadores) implicados (servidor y cliente) y el número de los puertos de cada nodo.

¿Quieres saber más?
© 1998-2013 SEGURIDAD EN LA RED - ASOCIACIÓN DE INTERNAUTAS Aviso Legal - Contacto
Logos y Marcas propiedad de sus respectivos autores
Se permite la reproducción total o parcial de todos los contenidos siempre que se cite la fuente y se enlace con el original