Protección para tus hijos en la red

Internet es un medio con infinitas posibilidades para encontrar información, aprender, expresar opiniones, comunicarse, convivir con otros internautas y, por supuesto, pasar un buen rato de ocio.

Internet, al igual que el resto de vivencias del ser humano, también puede ser un lugar donde existan ciertos riesgos y peligros, que se acentúan más para los menores al ser mucho más vulnerables que los adultos. Es, por tanto, un deber social proteger a los menores de esas posibles amenazas y peligros y en el que todos debemos participar.

¿A que riesgos se pueden enfrentar los menores?

A lo largo de esta campaña vamos a ir desgranando los posibles riesgos, y como enfrentarnos a ellas, que un menor puede encontrar en internet y que fundamentalmente se centran en tres tipos:

- Contenidos inapropiados. Al navegar por internet pueden encontrarse con contenidos no adecuados para la edad del menor, como por ejemplo páginas pornográficas o con contenidos violentos, lenguajes inadecuados, etc..

- Privacidad. Un riesgo, que ya es a veces díficil de entender para los adultos, se ve incrementado en el caso de los menores ante su mayor ingenuidad al facilitar datos personales, tanto suyos, familiares, como de compañeros, que les puedan poner en riesgo.

- Abusos y acosos. Sobre todo a través de programas de mensajeria, chats, foros, etc.

© 1998-2013 SEGURIDAD EN LA RED - ASOCIACIÓN DE INTERNAUTAS Aviso Legal - Contacto
Logos y Marcas propiedad de sus respectivos autores
Se permite la reproducción total o parcial de todos los contenidos siempre que se cite la fuente y se enlace con el original